Con color, madera, piedra y luz

 

 

 

 

 

 

 

Cuando entramos en un espacio habitado podemos recibir sensaciones agradables o desagradables.

Puede ser que sea  una oficina , un restaurant o una vivienda.  Lo que allí vemos actúa sobre nuestros sentidos como vibraciones, estímulos.

Una buena combinación de color,  luz  y  materiales  ( piedra,  maderas, textiles), crean sensaciones agradables.

Un mal uso de estos elementos  producen el efecto contrario.

El confort en una  casa, permite lograr atmósferas,  sensaciónes.

Las sensaciones placenteras,  junto con lo que aporta una buena climatización, una acertada condición acústica, y la justa distribución de los muebles de buen diseño, es el confort .

 

 

Share

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.





*