¿Todo lo “verde” es sostenible?

Vivienda ecológica, autónoma, que se construye en 5 días en cualquier terreno

Diseño de Arq. Rosa Vilarasau /

Imagen de http://www.sacandomelao.com

La idea de “sostenibilidad”,  que llega al  público, fue incorporando como equivalente la palabra: “Verde”.

Sostenible Verde”, dejan de ser ideas para pasar a ser palabras que  simbolizan lo que debe ser algo moderno y actual, sea un coche, una casa, un  lavaplatos, un par de zapatos, un avión.

Para que un edificio, un producto comercial se considere actual y sea “vendible”, basta  que alguien lo manifieste como: sostenible o verde,  aunque estas virtudes se reduzcan al color.

Ocurre que muchos promotores  proclaman y reivindican las “virtudes sostenibles” del producto vivienda,  solamente porque en el se han utilizador algunosr materiales renovables o mecanismos para ahorro de energía.

No está mal que así sea,  pero a diferencia de  “estilos” anteriores,  en los que se requerían más  especificaciones para que una obra quedara incluida dentro de algún estilo, en el diseño de la arquitectura sostenible  se han ido simplificado las condiciones que se exige para que una arquitectura sea reconocida como sostenible.

Lo que fue  inicialmente fue pensado como una solución óptima, en estos momentos quedó reducido a un  lema simplificado, que no siempre cumple con el cometido inicial.

Aquella, como todas las buenas ideas de la sociedad actual que fueron comercializadas se sintetizó y de esta manera adquirió carácter confesional.

“Lo verde es lo máximo”. Frase común que expresa una fe ciega en la palabra

Una arquitectura sostenible es la arquitectura que se adapta al terreno, que utiliza los materiales en forma racional, que cuida las orientaciones y permite una buena ventilación.

Una arquitectura que economiza  espacio, y que a la vez es respetuosa con la naturaleza, se llame como se llame: verde o sostenible,  es una  buena arquitectura.

Machiya: La casa japonesa  

Imagen de : http://moleskinearquitectonico.blogspot.com.

Texto de Silvia Tanzer y Sebastian Avalos Noguera

Share

1 Comments

  1. Buen punto, simplificar lo sostenible por un afán comercial es anti ético, además hay diseños ancestrales que guardan mucha armonía con el medio y su entorno, una arquitectura sostenible o bioclimática tiene que ser también socialmente viable. En ciudades grandes los terrenos escasean, aquí es necesario compatibilizar lo sostenible con la calida de vida de sus habitantes, espacios pequeños pueden ser muy saludables para vivir.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.





*