4 consejos para pintar una habitación

Muchos pueden pensar que elegir el color para pintar una habitación es cosa de estética, pero la verdad es que existen otros factores a tomar en cuenta a la hora de elegir un color.

Hay ciertos puntos que debemos considerar y que logran aprovechemos al máximo el potencial del espacio.

1. El color debe ir acorde con el mobiliario que tenemos preparado o pensado para la habitación  o viceversa, la planificación es vital para lograr la armonía que buscamos. Definir un estilo es también importante para crear una historia que envuelva a los visitantes o residentes de la misma.

2.  Las habitaciones pequeñas definitivamente deben ir pintadas de colores claros para lograr un efecto de amplitud.

3. Aunque parezca increíble el color del techo influye mucho en el efecto óptico de amplitud que nos da una habitación. Si queremos que el techo nos ayude a “ampliar” la habitación podemos jugar con los colores. Optar por un color pastel claro para la pared y blanco para el techo con una correcta iluminación dirigida al mismo lograremos un efecto fabuloso.

4. Las habitaciones de descanso deben ser pintadas con colores relajantes. En este caso debemos considerar la psicología del color. Por ejemplo si debemos pintar una habitación de matrimonio los colores naranjas, melocotón o salmón abren la puerta a la fraternidad, romance y afecto. Para las habitaciones de los más pequeños los colores azules invitan a la reflexión y los tonos verdes estimulan la creatividad. En habitaciones de trabajo lo más inteligente es decantarse por el blanco.

Lo idel es siempre planificar y hacer un pequeño plano mental de lo que queremos, y en el caso que no tengamos muchas ideas siempre podemos optar por contratar a los expertos. ¿Tienes dudas? ¡Escríbenos siempre podemos ayudarte! Haz click aquí

Share

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.





*