3 técnicas para pintar

Hoy para terminar la semana, traemos cuatro técnicas de pintura por si quieren refrescar alguna pared de casa este fin de semana.

Usando papel de seda

Esta técnica se puede utilizar en paredes lisas y es muy fácil de realizar.

Lo primero que debemos hacer es pintar el trozo de la pared que queremos modificar, luego sin que se seque la pintura, colocamos el papel en la pared. Cuando ya hemos pegado el papel de seda le damos otra mano de pintura sobre el papel. Al final pasamos la última mano de pintura para darle uniformidad.

Esta técnica se suele hacer en paredes lisas, no se puede hacer en paredes que tengan picado, rayado o cualquier otro tipo de técnica de pintura que no sea lisa. Podemos darle la textura que nos guste.

(Foto vía Decorando)

Esponja

Es una técnica muy fácil. Primero debemos aplicar una base de pintura más clara que la que usaremos en la esponja, si el color que tiene la pared que queremos pintar, es ideal para usarlo de base, pues continuamos.

Si la esponja es cuadrada o tiene bordes muy pronunciados recomendamos cortes con una tijera para lograr dar una forma un poco irregular, evitando que se marquen en la pared.

Humedecemos la esponja en la pintura y la pasamos por una tela o papel para quitarle el exceso, luego comenzamos a darles golpes suaves y constantes en la pared, de forma dispersa sobre toda la superficie, las formas dependerán del gusto e imaginación de cada quien. Podemos mezclar colores y diluir unos con otros.

(Pintura de esponja, vía Milideas)

Liso perfecto

Para conseguir un liso perfecto en nuestra pared podemos usar una pintura plástica satinada o mate. Tenemos que asegurarnos que la pared que vamos a pintar se encuentra en perfectas condiciones, y si no es así esta debe ser arreglada antes de comenzar a pintar, algunas veces será necesario un pequeño arreglo, pero si es más profundo debemos considerar llamar a los profesionales.

Cuando ya tenemos la pared en perfecto estado, preparamos la pintura, la haremos algo más líquida de lo que normalmente se suele usar, con un poco de agua, para que resulte mas fácil extenderla, cogemos un rodillo, lo mojamos en pintura y lo pasamos por la pared, en ese mismo momento y sin que seque la pintura, cogeremos un rodillo de poro cero, y estiramos la pintura que dimos con el rodillo normal, sin que quede marca alguna de la pasada del rodillo anterior, es más sencillo si lo hacemos entre dos personas, así uno puede ir pintado y el segundo extendiendo la pintura para dejarla lo más uniforme posible. Dejamos secar entre cada mano de 4 a 6 horas.

Share

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.





*